Hermanas Albertinas
IVIRGARZAMA
Casilla 1887
COCHABAMBA Bolivia
America South
tel.
00-5914/ 413-62-70
00-5914/413-62-80

Hermanas Albertinas
Clinika Nuestra Senora de Lourdes
c. Carlos D`Avis 1518
Casilla 1887
COCHABAMBA Bolivia
America South
tel.
00-5914/ 42-33-763
00-5914/ 42-33-674
fax.00-5914/ 42-51-794
email:
Lourdes@supernet.
com.bo

Hermanas Albertinas
Urbanización Ende N 129
Casilla 1887 COCHABAMBA Bolivia
America South
tel.
00-5914/42-42-675
e-mail: albert@supernet.
com.bo

Hermanas Albertinas
Calle 15 de abril
Casilla 9841
Hospital Arco Iris
LA PAZ
BOLIVIA
America South
tel.
0059-12-221-60-21
wew. 104

 Dios llama a cada persona a la vida de amor y para amar.

La vocación albertina es una experiencia del amor a Dios, en la que uno entrega a Dios toda su vida, sirviendo al ser humano mas desdi- chado, pobre, o abandonado.

Hay que reconocer la vocación. ¿Que puedes hacer si sientes que Dios te llama a este camino?

* Pedir el discernimiento de la voluntad de Dios

* Buscar mas información sobre la vida religiosa y sobre la Congregación

* Empezar a vivir más profundamente la vida espiritual- vivir la vida sacra- mental, reflexionar la Sagrada Escritu- ra , conversar con una persona experta en la vida espiritual

Para conocernos de cerca: ponte en contacto con noso- tras (llámanos, escríbenos visíta- nos)
Las hermanas pro- fesan los votos de castidad, pobreza y obediencia, pa- ra asemejar su vida a la vida terrenal de Jesús. En la comu- nidad las hermanas toman la misión del servicio a los pobres. Para entrar en esta forma de vida, en la entrega total, una debe prepararse durante algunos años.
Aspirantado, postulantado: durante algunos me- ses la interesada en- tra más profunda- mente a la vida cri- stiana y conoce nuestra comunidad.
Noviciado: durante dos años la candi- data se prepara para los primeros votos (temporales).
Juniorado: por algunos años la her- mana toma la misión albertina, fortale- ciéndose en la voca- ción y preparándose para hacer la profe- sión perpetúa.
La profesión per- petua: la hermana toda su vida camina a la unión perfecta con Dios y trata se- rvir cada vez mejor al prójimo, aprove- chandode varios medios de forma- ción.
Sobre La Congregacion:
La Congregación de las Hermanas Albertinas Siervas de los Pobres (CHASP) - congregación religiosa, de hábito.
Carisma
Servir a Cristo en los pobres, sobre todo de los más pobres y los más abandonados, para demostrarles la misericordia cristiana.
Escudo
El eescudo franciscano en el fondo de la cruz los brazos cruzados completados con el símbolo de pan, que es la expresión de la bondad, que debe caracterizar a cada albertina.
Fecha y lugar de fundación
15 de enero1891 - Cracovia
El fundador
Santo Hermano Alberto - Adam Chmielowski
Cofundadora:
Beata Hermana Bernardina - María Jab³onska
Superiora general
Hna.Krzysztofa - Maria Babraj
La Congregación de las Hermanas Albertinas pertenece a las congregacio- nes franciscanas, que tratan de realizar el ideal de radicalidad evangélica. La ca- racteriza el afecto al misterio de la Encarnación, que se expresa más profundamente en el símbolo del Pesebre, en la Cruz y en Eucaristía, así como amor a la pobreza y al servicio a los pobres. El
santo Hermano Alberto se conmovió profundamente con el amor del Redentor sufriente y lleno de agradecimiento por su dolor de Su Pasión entregó su vida en el servicio a los hermanos mas pequeños de Cristo.

Hermanas albertinas descubren su carisma fijándose en el icono de Ecce Homo pintado por el Padre Fundador. Muestra ella al Cristo ultrajado, flagelado, escupido...- esté es el ser humano.Las vestimentas rasgadas descubren el pecho herido de Jesús, parecen mostrar el misterio del Corazón de Dios, que invita, a encontrar la imagen y semejanza de Dios en cada ser humano.La albertina tiene que servir al prójimo más necesitado y con más entrega cuando la imagen del hijo de Dios parece mas borroso o perdido, según las palabras del Hermano Alberto:Cuanto más abandonado uno está con mayor amor, hay que servirle, porque salvamos en la persona del pobre al mismo Jesús.

La actitud de amor servicial, Cristo lo expresa más plenamente en la Eucaristía: si El es Pan enseña el Padre de los Pobres nosotros también seremos pan.(...) Démonos a nosotros mismos. La albertina tiene que caracterizase por la bondad a ejemplo del pan. Hay que ser bueno como el pan, que para todos está en la mesa, y cada uno puede cortar un pedazo y alimentarse si tiene hambre.

Las hermanas también quieren asemejarse a Cristo, que por nosotros se hizo pobre. Las albertinas no tienen propiedad, y su estilo de vida y de trabajo las acerca a quienes sirven.De acuerdo al carisma, unen el cumplimiento de la misión con la auténtica y profunda vida de la oración.

La Congregación está consagrada al Sagrado Corazón de Jesús, y a la Madre de Dios de Czenstochowa se la considera después del santo Hermano Alberto como su Fundadora.
Esta Madre de Dios de
Czenstochowa es la Fundadora
de Ustedes recuérdenlo
(Sto.Hermano Alberto)
Tras el ejemplo y enseñanzas del santo Hermano Alberto y de la beata Hermana Bernardina, la albertina abraza con la veneración particular y con amor de hijos a la Santísima Virgen, invocando su ayu-
da e imitando sus virtudes.  La riqueza de la Congregación es el ejemplo y la interseción del santo Hermano Alberto y de la beata hermana Bernardina, ella antes de morir ordenó a las hermanas: hagan el bien a todos.
La Congregación de las Hermanas Albertinas fue fundada por el santo hermano Alberto en Cracovia con fin de ayudar a los más pobres y a los más abandonados. Su primera colaboradora fue Anna Lubañska - la hna. Francisca origen al de Pod-
 
lasie. Las primeras siete hermanas tomaron el habito el 15 de enero de 1891 en la capilla de los obispos de Cracovia en la presencia del santo hermano Alberto y del cardenal Albin Dunajewski.

Al principio las hermanas se alojaron en Cracovia en un albergue en la calle Skawiñska y se hicieron cargo del cuidado de mujeres sin hogar. En medida de numeroso desarrollo de la Congregación las hermanas abrían otros albergues en el territorio de Polonia. El más antiguo de los albergues que se conservan hasta hoy esta en la calle Krakowska 47, donde el santo hermano Alberto en el año 1908, trasladó el albergue principal para las mujeres.

El santo Hermano Alberto al principio dirigía la Congregación directamente.El 7 de abril de 1902 nombró oficialmente a la primera superiora general la hermana Bernardina - María Jab³oñska quien por 38 años dirigió la comunidad hasta su muerte en el año 1940. Durante su servicio cuidó fielmente el carisma del Fundador. Después de la muerte de el escribió las Constituciones, lo que garantizó la estabilidad legal de la Congregación. En el momento de su muerte la Congregación tenía 56 comunidades y el número de las hermanas era alrededor de 500.

Actualmente la Congregación tiene actividades en 69 comunidades 63 en Polonia y 16 en el extranjero: Inglaterra, Argentina, Bolivia, Rusia (Siberia), Eslovaquia, Estados Unidos AP, Ucrania, Vaticano, Italia.
Primera profesión perpetua en Bolivia
Primera vez en la historia de la Congregación celebra los votos perpetuos en Bolivia - primera Boliviana.

La profesión perpetua de Hermana Maria Nancy Orihuela Villena se ha celebrado en 15 de enero 2009 en Challapata - un pueblo en la Diócesis de Oruro - lugar donde hna. Maria Nancy está trabajando. Ha presidido la celebración Monsenor Krzysztof Bia³asik obispo de la Diócesis de Oruro. Los votos perpetuos ha recibido la Madre General Katarzyna Krzyston, que llego para esta ceremonia de Polonia.

También en estas fechas se ha celebrado la primera profesión religiosa de la Hermana Maria Rosario Avilés Valencia, en Cochabamba en la Capilla de la Casa de Formación y tres hermanas junioras: Sara Flores, Lidia Mamani, Lourdes Canamari han renovado la profesión temporal.
El Santo Hermano Alberto (Adam Chmielowski 1845 - 1916) insurrecto, artista pintor, padre de los pobres, fundator de las Congragationes de Hermanos y Hermanas do los pobres: los Albertinos y las Albertinas
Beata Hna.Bernardina, María Jab³oñska
Cofundadora de la Congregación de las Hermanas Albertinas, Siervas de los Pobres
De acuerdo al caris- ma, al modelo del Fundador, las alber- tinas sirven a las personas más pobres y más abandonadas.
El campo de servicio de las hermanas es:
  • albergues abiertos para los sin techo
  • comedores para los pobres
  • hogares para las personas mayores o abandonadas
  • hogares de ayuda social para los adultos y niños
  • hogares para la madre soltera
  • centros y guarderías para los niños de las familias en situación difícil
  • hospicios para los enfermos terminales
  • hogares para los sacerdotes jubilados
  • trabajo en la misión